Buscar este blog

Translate

jueves, 30 de octubre de 2014

¿ Puede ayudar el césped artificial al medio ambiente?

Ya es un hecho indiscutible que el césped artificial es un pavimento sostenible.


Muchos de los fabricantes y proveedores de césped sintético han experimentado año tras años un aumento en sus ventas debido a que en muchas partes del mundo, los veranos comienzan con sequías muy fuertes y seguidamente terminan por  inundaciones de igual intensidad.



El estado de la hierba natural con estos cambios en el ambiente, se torna en un estado tan malo que en algunos lugares sus costos de mantenimiento se convierten en una verdadera pesadilla para cualquiera.

Actualmente existe una creencia que va en aumento para ciertas zonas geográficas y climas específicos donde el césped artificial puede ser más ecológico que su contra parte natural.

En recientes foros a los que hemos  asistido sobre Jardinería, parajismo o de la industria de los plásticos (especialmente césped artificial), se ha coincidido que el riego del césped, el proceso de abono y fertilización, los tratamientos con  herbicida y los trabajos de siega, tienen un impacto bastante cercano a compensar por el de la fabricación de césped sintético, y, como el agua es a veces escasa, este material sintético según el caso específico, se suele tomar como amigable con el medio ambiente.

Por otro lado, estamos observando que la evolución en la industria de los campos de golf y el mantenimiento de las áreas verdes, están siendo cada vez más reguladas en cuanto al uso de productos químicos para el cuidado del césped natural, la tendencia es que se a de utilizar soluciones  sin químicos. La mayoría de los tipos de césped naturales son monocultivos que no tienen espacio para la vida silvestre y los productos químicos que se utilizan para mantenerlos, pueden ser potencialmente dañinos para el medio ambiente. La aparición del césped artificial de una u otra manera ha incidido en que estas tendencias en políticas medio ambientales por los entes reguladores se estén concretando.

¿Qué más se puede hacer para ayudar al medio ambiente?

     Los conservacionistas de la fauna, recomiendan la introducción de comederos de aves y las fronteras herbáceas para que sea posible compensar cualquier posible daño ambiental al reemplazar la hierba con el césped artificial.

     Los métodos de cultivo orgánicos tales como el compostaje y la reducción del uso de pesticidas, también tendrán un impacto positivo en la vida silvestre del entorno.

     La conservación del agua y las condiciones climáticas extremas, están creciendo para convertirse en más de una preocupación en el mundo. Así que a pesar de conseguir una fuerte reacción de la gente, ya que la calidad del césped sintético sigue mejorando año tras año y surgen más opciones interesantes, no deje de seguirnos en este blog para estar al tanto de las novedades en que se vayan sucediendo con respecto al césped artificial y el medio ambiente






Publicar un comentario